Los ingresos del colectivo en Barcelona descienden más de un 75% a causa de la pandemia y las restricciones de movilidad

HÉCTOR MARÍN

Jaime Sau atiende la llamada de este diario desde su taxi mientras se dirige a una entidad de voluntarios de costura del centro de Barcelona en la que tiene la misión de recoger unas mascarillas para distribuirlas en un ateneo donde las necesitan desde hace días. En otras ocasiones, carga su taxi con comida para hospitales o materiales con los que se fabrican equipos de protección. «Lo que hago es un voluntariado», puntualiza el conductor en un momento en el que el impacto del coronavirus ha convertido más que nunca al sector del taxi en un servicio público. «Tenemos una obligación con la sociedad. Pero el trabajo en sí no va bien».


Haga clic para Tweet

Como máximo, los taxistas de Barcelona y su área metropolitana pueden trabajar un día por semana y cinco al mes. Muy pocos son los que alcanzan esa cifra. En teoría, en las calles podría haber hasta 2.000 taxis al día. Así lo establece la reducción del 20% decretada por el Área Metropolitana de Barcelona. Pero no todos circulan. «Calculo que en torno a un 10% o un 15% son los que realmente salen», indica Sau. «Influyen muchos factores: miedo al contagio, miedo a contagiar a otros o tener en casa un familiar de riesgo o un menor con asma. Se quedan en casa, y es comprensible. El caso es que están trabajando muy pocos taxistas en la ciudad. La mayoría no trabaja nada, ni siquiera un día a la semana».

Son menos de 350 los taxistas activos, y la mayoría se dedica a llevar a ciudadanos a mutuas o a urgencias. «Casi nadie sale a la calle a dar un paseo con la que está cayendo. Mis clientes son personas con dificultades para moverse que necesitan desplazarse a hospitales», refiere el taxista, a quien no le salen las cuentas desde hace días. «No cubro ni los gastos del coche y la cuota de autónomos. En general, a ningún taxista le cuadran los números. Influyen las deudas y los gastos fijos que tiene cada uno, pero todos estamos esperando las ayudas del Gobierno a los autónomos. Y, como no han llegado, sé que hay compañeros que ya están pidiendo dinero a sus familiares o líneas de crédito. Somos un sector muy expuesto».

Jaime Sau, con mascarilla, junto a su taxi.
Jaime Sau, con mascarilla, junto a su taxi.

El balance que hace Sau, tras más de tres semanas de estado de alarma, coincide con la información aportada por el Instituto Metropolitano del Taxi (Imet) sobre la facturación del sector antes y después del decreto que mantiene confinada a la población. Entre el 4 de marzo y el 3 de abril, los ingresos del sector cayeron un 75% respecto al mismo período del mes anterior; esto es, pasaron de 3.645 euros brutos a 924 euros. Y lo peor es que siguen en caída.

El Ayuntamiento de Barcelona estima que los servicios del taxi han caído un 95%. Ante ese escenario ruinoso, los taxistas -autónomos, la gran mayoría- esperan acogerse a las ayudas previstas por el Gobierno. «Tengo compañeros que acaban de comprar una licencia o han renovado el vehículo. Y siguen pagando el carburante y la cuota de autónomo, sin que las ayudas lleguen. Esperemos que se nos conceda la prestación especial para autónomos, porque nuestros ingresos están cayendo más del 75%», señala Sau, que recuerda que el taxi ha sido reconocido como un servicio esencial de transporte.

El estudio del Imet precisa que la demanda del servicio de taxi fue la habitual hasta el domingo 8 de marzo. A partir del día siguiente, fue cayendo, pero el punto de inflexión llegó el sábado, día 14 de marzo, cuando el Gobierno declaró el estado de alarma. Lo que vino después fue la ruina. En apenas tres días, se evaporaron más del 85% de los servicios a empresas y del 77% a particulares, según los datos de radioemisoras y plataformas móviles. El sector subraya que en realidad el descenso es mayor: las peticiones a mano alzada y en las paradas son hoy residuales./El Mundo

¡Coméntalo en Facebook!

comments

APP 📱 "PIDETAXI" 📱 👉🏻Disponible para iOS y Android 🚖 Es la app con la mayor flota de vehículos en España. Mas de 15.000 taxis disponibles entre Marbella, Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Gran Canaria, Almería, Oviedo, Córdoba, Sabadel, Cádiz, Algeciras... búscala en tu ciudad.