La huelga general convocada por los sindicatos contra la política económica del Gobierno fue seguida por 9.927.000 personas en toda España, el 84,8% de la población activa del país. En Catalunya, el seguimiento fue porcentualmente mayor —el 90%—, al sumarse al paro más de 1.700.000 personas, según la misma estimación.

Resultado de imagen de 18 diciembre 1988 huelga general

Se trata sin duda del paro secundado por un mayor número de personas en la historia de España y el más importante que se ha registrado desde la huelga general de 1934, que tuvo unas características radicalmente distintas a la de ayer.

Los altísimos porcentajes de huelguistas, que han superado las previsiones de los propios sindicatos, se han alcanzado por motivos diversos. El primero, naturalmente, es el deseo de participar en la huelga por estar de acuerdo con las reivindicaciones planteadas por los sindicatos. Pero la segunda causa que han alegado los huelguistas para no asistir al trabajo es que la propia empresa no había abierto sus instalaciones.

La decisión de los sindicatos de no respetar los servicios mínimos en el transporte decretados por la Generalitat fue el factor distintivo de la jornada de huelga en Catalunya.

La falta de habilidad del Gobierno autonómico catalán para llegar a un acuerdo con los sindicatos —a diferencia de Madrid, provocó que el área metropolitana de Barcelona, con más de tres millones de habitantes, se quedara sin transporte público, a excepción de Renfe. En Tarragona, en Girona y en las comarcas del interior, tampoco circularon los autobuses y únicamente en Lleida capital existió un servicio mínimo en determinadas líneas a primeras horas de la mañana. Esta ausencia de transporte contribuyó a acentuar todavía más la imagen de paro total. La jornada se distinguió, además, por su tranquilidad. Los únicos incidentes graves se registraron al final de la manifestación barcelonesa, cuando unos provocadores incendiaron contenedores de basura y provocaron una contundente carga policial contra la cola de la manifestación.

Menos actividad que un domingo Catalunya amaneció con menor actividad que un domingo, salvo en las comarcas del norte de Lleida y en la Cerdanya, donde la jornada fue bastante normal. La circulación de vehículos privados en las grandes ciudades fue muy escasa y la población se levantó ya con la idea de que no habría actividad de ningún tipo. Los bares, comercios y mercados municipales del área barcelonesa no llegaron a abrir sus puertas, a excepción de un número reducidísimo de tiendas.

La acción de los piquetes en el área de comercio se concentró en impedir la actividad de El Corte Inglés en la plaza de Catalunya de Barcelona, al que los sindicatos consideraban una pieza clave dentro del esquema de la huelga. En una carga policial frente a ese gran almacén, resultaron heridos levemente dos sindicalistas. Sólo en las comarcas gerundenses y leridanas abrió la mayoría del comercio.

. El clima de miedo entre los comerciantes, que el Gobierno y el PSOE se habían encargado de aumentar durante las últimas semanas con sus predicciones Los taxistas encabezaron de Iluevo la manifestación que se realizó por las calles más céntricas de Barcelona. 14-D sobre la violenciasobre la violencia que crearía la huelga general, fue decisivo para que la mayoría de los comercios no llegara ni a abrir las puertas. El número de pequeños comercios que echaron el cierre tras la visita de los piquetes fue muy reducido.

La Confederació de Comerç Catalunya se quejó de la falta de protección policial en los mercados municipales que decidió a los tenderos a no abrir sus paradas ante el temor a sufrir destrozos. La Confederació también denunció que en algunos mercados no comparecieron ni siquiera los funcionarios municipales encargados de los mismos.

La huelga fue secundada por todas las empresas industriales de mas de 50 trabajadores, sin distinción de sectores, y en la construcción. El paro fue seguido también por la mayoría de las pequeñas empresas. Sólo algunos talleres con muy pocos empleados trabajaron con normalidad. En banca y cajas de ahorro, la incidencia de la huelga fue irregular.

El personal burocrático de la Administración central en Catalunya y de la Generalitat fue el colectivo que menos secundó el paro. Más de la tintad de los funcionarios estatales pararon, pero sólo el 30% de los funcionarios iiitonómicos se sumó a la huelga. El 75% de la población activa secundó el paro en Cata lunya , según cifras oficiales. La cifra se elevó al 80% en la provincia de Barcelona; fue del 89% en Tarragona y bajó al 56% en Girona y al 43% en Lleida. La total paralización de la actividad económica en Catalunya se dejó sentir en el consumo de energía eléctrica que cayó el 30%.

El convencimiento de gran parte de la población de que ayer sería una jornada inactiva, el temor a incidentes y la inexistencia de transporte escolar y público provocó también que menos del 3% de los estudiantes asistiera ayer a las escuelas.

Trece detenciones

Finalmente ese temor a una jornada violenta se reveló como sustancialmente infundado a pesar de la actuación de los piquetes.

La policía practicó un total de 13 detenciones. Una persona fue detenida en la plaza Tetuán de Barcelona cuando apedreaba un autobús privado; otras dos los fueron en Parets del Valles, cuando pretendían cortar el trafico de la carretera N-152; y dos más en Terrassa, por poner silicona en las cerraduras de varias entidades bancarias de la población. /Taxi Librte Nº56

http://biblioteca.ccoo.cat/intranet-tmpl/prog/en/local_repository/documents/18352_42939.pdf

¡Coméntalo en Facebook!

comments

APP 📱 "PIDETAXI" 📱 👉🏻Disponible para iOS y Android 🚖 Es la app con la mayor flota de vehículos en España. Mas de 15.000 taxis disponibles entre Marbella, Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Gran Canaria, Almería, Oviedo, Córdoba, Sabadel, Cádiz, Algeciras... búscala en tu ciudad.